Argentina
Argentina
Uruguay
+54 3564 492235 Lun - Vie 6 a 15 hs Colón 875 - Zenón Pereyra - Santa Fe
+59 8 4576 2283 info@maquiombues.com.uy Ruta 12 y Ruta 55, Ombúes de Lavalle, Colonia

Se viene el maíz de primera: ¿Alimentamos las bacterias del suelo para potenciar rendimientos?

Por Sandro Raspo – Ing. Agrónomo

Estamos en época de comenzar con las fertilizaciones para la implantación de los maíces de primera. El objetivo es el de siempre: suelos sanos, actividad microbiana equilibrada, alimentos saludables. ¿Cómo lograrlo?

A las fertilizaciones de base de fosforo, si son de reposición, resulta una muy buena opción realizarlas en manto al voleo. Y si se dispone de sistemas de precisión en la máquina, mucho mejor. En nuestros campos esa reposición se realiza por ambientes, ya sea por superposición de mapas de campañas anteriores o por la utilización del Top Soil Maper, de mayor precisión y rapidez.

En los ambientes de alto potencial reponemos a razón de 35 kilogramos por hectárea de fósforo; en ambientes medios, 25 kilogramos por hectárea y en los ambientes de bajo potencial, de 15 kilogramos por hectárea. Todas estas labores se realizan con máquinas que aplican con distribución presurizada.

“Le damos de comer a las bacterias para que estas nos brinden más vida al suelo”

Seguidamente, para potenciar la actividad microbiológica del suelo, fertilizamos con nitrógeno incorporado en bajos pulsos: le damos de comer a las bacterias para que estas nos brinden más vida al suelo. De esta manera ponemos disponibles más nutrientes previo a la siembra del maíz.

En estas fertilizaciones nitrogenadas de base por lo general no usamos más 35 kilogramos por hectárea de nitrógeno. Además, la aplicación es fija, con igual dosis en todos los ambientes.

Finalmente, la re-fertilización nitrogenada se realiza entre V4 a V9 del cultivo y la densidad a utilizar se determina por sensores remotos -Green Seeker en nuestro caso- determinando las necesidades de nitrógeno de la planta.

Aplicado este fertilizante -también incorporado– podemos explorar buenos potenciales de rendimiento, ahorrar nitrógeno por su utilización más eficiente e impactar menos en el ambiente evitando la liberación del óxido nitroso a la atmosfera.

Artículos por email

Deje sus datos en este formulario y recibirá todos los artículos en su casilla de correo.

Selecciona un producto*


FIN FORMULARIO