Argentina
Argentina
Uruguay
+54 3564 492235 Lun - Vie 8 a 12 - 15 a 19 Colón 875 - Zenón Pereyra - Santa Fe
+59 8 4576 2283 info@maquiombues.com.uy Ruta 12 y Ruta 55, Ombúes de Lavalle, Colonia

Martín Comba: “No sé si existe en el mercado una maquina con esta eficiencia”

Martín Comba es técnico en producción agropecuaria. Hijo de productor, estuvo involucrado en el campo desde chico. Actualmente trabaja en la empresa familiar La Sirena SRL, donde realiza agricultura y también ganadería para tambo.

La Sirena trabaja en la zona rural de Pozo del Molle, Córdoba. Y su área de influencia está en un radio de 10 kilómetros a la redonda, según el tipo de trabajo y la cantidad de hectáreas. Utilizan un equipo Metalfor 3200, montado sobre un KIT Altina JLD con 30 metros de ancho de labor.

Dialogamos con Martín para conocer la experiencia con nuestros equipos.

¿Desde hace cuánto trabajan con Altina en la empresa?

Hasta diciembre contratábamos el servicio para fertilizar trigos. Luego nos decidimos a comprarla. Nos decidimos por su fácil calibración. Los contratistas que venían a aplicar urea pasaban de 150 a 200 kilos por hectárea sin mucho preámbulo. Y después con cebo para bicho bolita tiraban hasta 3 kilos por hectárea, con una calibración en cinco minutos. Buscábamos algo ágil y fácil de calibrar. Algo que no fuera engorroso para aplicar y no nos varíe el ancho de labor.

Y una vez que vieron que el equipo podía resultarles útil, ¿cómo se decidieron a comprarlo?

Fue un poco de la mano de salir hacer hectáreas afuera como contratistas. Vimos que necesitábamos ahorrar el mayor tiempo posible en lo que es la calibración. También queríamos tener un ancho de labor regular. Teníamos que otorgarle al productor una aplicación eficiente. Cuando el productor decide realizar aplicar un fertilizante, una enmienda o, en el caso de cultivos de cobertura, verdeos, decide apostar una gran cantidad de dinero. Y nosotros no queríamos aplicar con poca uniformidad. Por la experiencia propia que habíamos tenido en nuestro campo, elegimos la Altina.

 

¿Qué trabajos han realizado en siembra?

Hicimos un ensayo que era sobre el maíz en pie, previo a la cosecha, donde voleamos 100 kilos de cebada. La idea era hacer cinco hectáreas para hacer un ensayo, pero cuando vimos que la máquina trabajaba perfectamente, no había huecos de plantas ni de espigas, terminamos haciendo 18 hectáreas. Después tiramos otros 100 kilos de cebada post cosecha sobre el rastrojo del maíz. Un 10% o 20% no terminó de incorporarse por falta de lluvias, pero luego cayeron 25 milímetros y se terminó de meter bien debajo del rastrojo. El resto de las semillas ya se habían incorporado al suelo, por la presión con que aplicó la máquina.

¿Y en fertilización?

Fertilizamos con urea sobre sorgo, previo a la siembra de trigo y luego sobre trigo. También aplicamos nitro doble previo al trigo. La calibración la hicimos en cinco minutos y anduvo todo perfecto. Además, hace poco hicimos un trabajo grande de superfosfato simple, que tenía un poco de polvo y pensamos que iba a ser un problema. Pero el equipo tiró perfecto.

¿Tuvieron la posibilidad de medirlo?

Hicimos medición pico por pico y pesamos los gramos de cada pico, hicimos el promedio y sacamos qué diferencia había entre cada uno. Y a esos valores se les saco el desvío estándar y el coeficiente de variación, que son los dos puntos que se usa para medir a las fertilizadoras. Nos dio un valor de desvío estándar de 26,8% y de coeficiente de variación de 3,5%, cuando el promedio nacional de otras máquinas está arriba del 8, 10 o 15%, como un buen valor. Para corroborar, otro día volamos urea volvimos a medir pico por pico y nos dio nuevamente 3,5% de coeficiente de variación en 30 metros. La diferencia entre pico y pico no superaba los 40 gramos, y en porcentaje de diferencia no superaba el 6% entre pico y pico. Muy precisa.

 

¿Qué experiencia tienen con los cultivos de cobertura?

Cuando compramos la máquina empezamos a investigar. Lo veníamos realizando con siembra directa. Este año hicimos el ensayo de volear especies de invierno sobre maíz y sobre soja. En ambos casos vino espectacular. Dio 3000 kilos de materia seca a la hora del pastoreo en el sistema mixto. Además, fue un gran ahorro porque no se le aplicó fitosanitarios como herbicidas pre-emergentes, y el lote estaba limpio. En soja también fueron muy bueno resultados. Quizás no logramos la cantidad de plantas por metro cuadrado que deseábamos, pero fue más que nada nada por la seca, no elegimos la mejor fecha de siembra. La idea es seguir realizando, más que todo sobre maíz por el tema de generación de rastrojo, aumenta de materia orgánica, reducir la presencia de malezas y el uso de fitosanitarios.

¿Cuáles son las principales características que destacarías del equipo?

Uno es saber que en treinta metros, o en al ancho de labor que tenga el equipo, vas a aplicar lo que realmente querés. No que en las puntas te tire menos y en el centro más, por ejemplo. Nosotros tenemos medida su eficiencia, no sé si existe en el mercado una maquina con estos valores.

Otro punto es la fácil calibración. En cinco minutos tenés calibrada la máquina con una semilla de alfalfa que es tremendamente chica o un granulado de superfosfato simple que es cuatro o cinco veces más grande. Y la calibración es casi igual. Podés cambiar de la mañana a la tarde de un producto al otro.

Y la otra es que podés tirar de 2 a 3 kilos de cebo para bicho bolita, a 400 o 500 kilos de urea. Incluso material que tiene polvo, o polvo a su totalidad. Todo sin perder eficiencia. Esa es una gran ventaja.

 

 

 

Artículos por email

Deje sus datos en este formulario y recibirá todos los artículos en su casilla de correo.

Selecciona un producto*


FIN FORMULARIO