Argentina
Argentina
Uruguay
+54 3564 492235 Lun - Vie 8 a 12 - 15 a 19 Colón 875 - Zenón Pereyra - Santa Fe
+59 8 4576 2283 info@maquiombues.com.uy Ruta 12 y Ruta 55, Ombúes de Lavalle, Colonia

La importancia de la nutrición de los suelos

 

Técnicos del INTA proponen la rotación de cultivos y fertilización como estrategia para mejorar los rendimientos.

La Región Pampeana ha ido perdiendo nutrientes en los últimos años haciendo que los niveles de materia orgánica desciendan y se produzca una balance negativo de nutrientes. Para Rodolfo Gil, especialista en conservación y manejo de suelos del INTA el suelo cumple un rol fundamental “es un regulador de los procesos que definen su disponibilidad según las condiciones ambientales y el manejo que hacemos. Muchas veces olvidamos que es un recurso frágil que requiere protección y uso responsable”, afirmó.

Por su parte, Gustavo Ferraris, especialista en nutrición de cultivos del INTA Pergamino aseguró que el proceso de degradación de los suelos pampeanos se debe a su subfertilización y al monocultivo. “Es fundamental revertir la disminución de los contenidos de materia orgánica y de nutrientes de los suelos de la región para recuperar su capacidad productiva y reducir las brechas de rendimientos”, dijo Gil.

 

Con respecto al mejoramiento del nivel de materia orgánica, el Gil explicó: “La materia orgánica no se puede comprar, hay que fabricarla. Para incorporarla al suelo, la única manera de hacerlo es secuestrando más carbono de la atmósfera a través de la fotosíntesis de las plantas; esto quiere decir que es necesario mantener el suelo ocupado durante la mayor parte del año en la medida que la oferta de agua de la región lo permita, evitando los monocultivos”.

Con respecto al monocultivo, Ferraris dijo: “El hecho de que durante mucho tiempo un solo cultivo ocupara un lote derivó en el ascenso de napas y el desarrollo endémico de malezas y plagas debido sobre todo al uso de los mismos herbicidas durante los mismos períodos todos los años”.

Para Gil, la inclusión de cultivos de cobertura es una alternativa que permite la mejora de las propiedades físicas del suelo “equilibrar el balance de carbono e incrementar significativamente la productividad del agua y de los nutrientes, a la vez de  potenciar la actividad biológica y  raíces en el suelo”, dijo y agregó: “Para alcanzar buenas respuestas y mayor eficiencia en el uso de los nutrientes es imprescindible realizar un correcto diagnóstico de su disponibilidad y de otros factores que condicionan el rendimiento como: la oferta de agua en el suelo”.

Fuente: INTA

 

Artículos por email

Deje sus datos en este formulario y recibirá todos los artículos en su casilla de correo.





FIN FORMULARIO