Argentina
Argentina
Uruguay
+54 3564 492235 Lun - Vie 8 a 12 - 15 a 19 Colón 875 - Zenón Pereyra - Santa Fe
+59 8 4576 2283 info@maquiombues.com.uy Ruta 12 y Ruta 55, Ombúes de Lavalle, Colonia

En año de sequía, incorporar el fertilizante fue la mejor estrategia

El 2020 fue un año de sequía generalizada en Argentina. Muchos productores y contratistas rurales eligieron la incorporación de los fertilizantes al suelo para evitar su volatización ante la falta de lluvias. Tal es el caso de Matías Cavadini, un contratista de la zona de Los Toldos (Buenos Aires) que trabaja con Altina desde el año 2015 en la aplicación “al voleo”, pero que esta temporada se inclinó por la utilización de Fertilizadoras / Incorporadoras ante la demanda creciente de este servicio.

“En años como este es mejor hacer la urea incorporada para evitar perder el producto. Como es mucha plata la que se invierte en el cultivo, algunos clientes no querían dejarla a merced del clima. Y empezaron a averiguar por estos equipos para aplicar con dosis variables”, expresó Cavadini.

«Entre la capacidad de trabajo, la velocidad, su sencillez y el bajo mantenimiento la cosa se hace muy fácil”

Por la gran demanda, esta temporada el contratista se hizo con dos Incorporadoras LSI 4000, marca Altina. Estos equipos cuentan con una capacidad de tolva de 5000 litros y un ancho de labor de hasta 9,80 metros. Al igual que los KIT para montar en máquinas motrices -característicos de la empresa- poseen un sistema de dosificación variable (por mapeo, georeferenciada o manual) que garantiza máxima uniformidad y precisión en todo el lote gracias a su sistema exclusivo que sobresale por su desempeño.

“Los chicos de la empresa me asesoraron y me decidí a comprarlas. Desde que llegaron los equipos no paramos de trabajar. Tengo una máquina con los discos trabajando a 52 centímetros y la otra a 70 centímetros, lo que me da versatilidad para tomar pedidos”, describe Cavadini.

Mirá el equipo acá

“Un aspecto muy notable es la capacidad de trabajo. Por ejemplo, cuando la tenemos configurada a 70 centímetros, a una velocidad de 12 kilómetros por hora, la máquina rinde mucho. Entre la capacidad de trabajo, la velocidad, su sencillez y el bajo mantenimiento la cosa se hace muy fácil”, agrega el contratista.

Cavadini asegura que al momento «los resultados son muy buenos” aunque, como cualquier máquina que se mete en el surco, es necesario trabajar sobre cultivos sembrados de manera prolija. “Si el cultivo está bien hecho la máquina no hace daño, porque no descansa sobre la planta”, detalla.

La otra gran particularidad de este equipo es que permite, a través de simples pasos, la colocación de un botalón basculante para realizar trabajos de fertilización en cobertura total. Con la incorporación de estos equipos se alcanza un ancho de labor de hasta 18 metros, con tuberías conductoras de fertilizantes en acero inoxidable y 9 picos dispersores del mismo material.

El hecho de poder utilizar este implemento para distintos tipos de aplicación de fertilizantes o cualquier tipo de productos sólidos (granulados, polvos, mezclas físicas, semillas) hace que la inversión pueda ser amortizada más rápidamente, con trabajos de máxima eficiencia que se traducen en resultados positivos casi inmediatamente.

Mirá el equipo acá

Artículos por email

Deje sus datos en este formulario y recibirá todos los artículos en su casilla de correo.

Selecciona un producto*


FIN FORMULARIO